11.11.2017

¿Por qué es racista, sexista y clasista?


A propósito de: 




Va  esta publicación en fb de  Enoé Uranga: 


¿Por qué es racista, sexista y clasista? Porque es desde la voz occidental, blanca que se afirma (de conformidad a los parámetros colonialistas de lo correcto y de lo estético) respecto de todas las mujeres que son parte de una cultura indígena en particular que: toda #Juchiteca -vista por Elena- consume tal cantidad de alcohol que ha llegado al extremo de transformar (para mal -se infiere por lo de "las delgaditas" del pasado-) su aspecto físico... TODAS ellas… Mujeres Juchitecas: adictas bebedoras. Todas ellas panzonas inmensas (o mensas) por esa razón. 

Señalar justo el tema de que en esa cultura las mujeres se divierten y pueden, si se les antoja, consumir cerveza sin que ello pase por la satanización judeocristiana respecto del “deber ser” de las mujeres en lo público… y apuntarlo como LA causa de “algo criticable” ¿no tiene una connotación sexista? 

El concepto occidentalizado de belleza, que forzoso pasa por la delgadez, impuesto como paramento de medición para una cultura con valores muy distintos (a los del mestizaje) aún en este siglo ¿no tiene nada de racista?, ¿Cómo “los entendidos” pueden negar lo ofensivo de ese hecho? Asumir que hay grupos de seres humanos calificables es simplemente imposible a menos que te coloques por encima de ese grupo: F Gargallo decía algo así (la leí ayer ya no recuerdo dónde, por lo que no es una cita exacta… pero es la idea) respecto de este mismo tema. 

Ese privilegio de adjudicarse la facultad de calificar a la otredad, peor aún a toda una comunidad “de distintos”, emerge de la postura de quien “se sabe” superior…: es desde “la altura de mi mirada” que se determinará cómo son catalogados los demás. #Poniatowska No ve el insulto, pues para ello tendría que verse a sí misma aprovechado su posición, su estatus, para hacer lo que desde sus privilegios hace. Y eso en principio lleva el reto de suponer (aceptar) que no tiene derecho a hacerlo. 

El asunto con los demás –los que somos simples mortales- es que callar ante eso, consentirlo sin al menos protestar es (como mínimo) asumir que seremos calificados también, etiquetados bajo el mismo principio y por grupos o comunidades. Justificarlo o respaldarlo es hacerse cómplices de un acto de discriminación. Entre lo que he leído hoy están frases como: "Descontextualizaron sus palabras", "Ella no habla con malicia..." o es "inmensa en su estatura" como para ser señalada por "una tontería"… 

Hasta otras como: "se enojan porque dijo la verdad", "pero si están hinchadas (todas) y mensas por andar borrachas" acompañadas incluso en algunos casos de fotos viejas y actuales de alguna juchiteca que con cerveza en mano sirve como prueba (risible además) de la razón de Elena para abusar de su privilegio de micrófono y de pódium. Señalar y descalificar a quien se atreve a cuestionar la declaración de la escritora, es además sumarse al sistema que educa para excluir, para discriminar y segregar. Es hacerte parte de quienes perpetúan esa estructura clasista, racista y sexista que educa con el ejemplo al resto de la sociedad. ¿Por qué ínsisto en el tema? –y con un texto tan largo que difícilmente será leído. Ayer lo que hice fue publicar una nota y, apenas, un apunte mío al respecto. 

Hasta ahí. Pero lo que siguió a eso me obliga a tomar postura puntual, aun calculando lo que ello me embrollará. 

.-Me sublevo ante la complicidad de "la alta alcurnia" algunas: feministas y gente de la cultura, de la intelectualidad que buscan justificarla o minimizar lo que con toda seguridad -no sólo no le perdonarían a alguien de derecha- sería motivo de un gran escándalo promovido por ella(o)s (seguramente denuncias incluidas si quién lo dijera fuera aliado de un candidato que rechazan) si hubiera salido de la boca de un fundamentalista blanco burgués. Y lo hago porque esa elite parece partir de esa falsa premisa de que ella (y ellos) hablan desde un lugar distinto... ese que les hace "más iguales" que al resto de la humanidad. Y porque pareciera que un requisito -que no pueden darse el lujo de despilfarrar- para flotar en ese lugar es ser inmaculados. ¿o de donde nace el temor a reconocer que uno de su mundo puede ser justificadamente cuestionado? 

.-Porque –como la propia Elena dice- están quienes sólo ven el asunto electoral. Y (digo yo) su ocupación se centra en calcular si eso daña o no a AMLO y entonces salen a decir "de todo" para acusar e insultar a quien se atreve a señalar la falta, en ese estilo que ya es casi marca registrada. 

.-Me consternan quienes se sitúan y la ven "desde abajo": ¡Elena en las alturas...! por encima de los mortales indoctos, tan incultos que no comprendemos -siquiera- la irreverencia que significa señalar sus excesos. Tan adoctrinados ellos por esa mirada blanca, peyorativa que les señala "desde arriba" y les ha enseñado que es ella la que ha marcado por siglos los parámetros de la belleza y de lo correcto. Porque “ella sabe más” y “¿Quién eres tú (o quién soy yo) para criticarla?” 

.- Me ofende un conglomerado de políticos, feministas, activistas, defensores de DDHH… que están bien claros de lo incorrecto de la declaración de Elena pero que se van a callar –a fingir que no vieron este texto- (si son forzados incluso van a “simpatizar” con quien la defiende) porque no se van a enfrentar a la descalificación de todos los antes listados… o porque no lo consideran relevante… porque hay que saber elegir las batallas… etc. Porque lo fácil es guardar silencio. Y porque que sé que una buena parte de estos -y todos los del segundo caso- serán los ejércitos que seguirán a los primeros en la próxima critica dura al tipejo de derecha que diga algo así de racista o misógino. 

.-Finalmente con la esperanza de que alguno de los muchos que de verdad no ven el daño..., que piensan que (en éste país de discriminación, estigmatización y exclusión) esas son puntadas chuscas de una viejecita que debiéramos tomar con gracia; en una de esas lean esto y lo piensen un poco más. En resumen porque, aunque les suene exagerado, creo que es lo correcto. 

Para mi querida amiga Yudith Lopez Saynes #BellezaJuchiteca con el respeto y cariño de siempre. #Juchitán #JuchitecasTodas





Fuente: Fb. Enoé Uranga. https://goo.gl/1KZH1k

Encuentro Nacional Feminista 2010. Memorias.

Encuentro Nacional Feminista 2010. Memorias.
Move Commons Sin ánimo de lucro, Reproducible, Reinforcing the Town/community/society Commons, Horizontal

Move Commons Sin ánimo de lucro, Reproducible, Reinforcing the Town/community/society Commons, Horizontal